Se acercan las ventanas FIBA

Entre el 23 y el 27 de noviembre, un total de 72 selecciones participarán en el inédito proceso clasificatorio para el Mundial 2019 que tendrá lugar en China. Ahora la presencia y los resultados en los diversos torneos internacionales previos ya no determinan el acceso a la Copa del Mundo, por lo que todos los países que actualmente aspiran a estar en la próxima edición, a excepción del anfitrión, deberán solventar con éxito la fase clasificatoria para obtener una de las 31 plazas vacantes.

De sobra es sabida la polémica que ha generado la instauración de estos compromisos internacionales, conocidos como Ventanas FIBA. El hecho de que los partidos clasificatorios se disputen durante la temporada, coincidiendo con los diversos campeonatos nacionales y continentales, ha levantado ampollas en las diferentes organizaciones, ya que muchas no están dispuestas a modificar su calendario para dar cabida a estos encuentros entre selecciones.

Tal es el caso de la NBA y de la Euroliga, donde precisamente compiten la mayoría de los jugadores más importantes del mundo. Por lo tanto, muchas selecciones afrontarán el proceso clasificatorio muy mermadas por las ausencias, lo que puede generar que algunos países importantes se queden sin su billete a China. Además, aquellos países que no lograron acceder a la edición más reciente de su campeonato continental disponen de la oportunidad de meterse en el Mundial, lo que hace aumentar la competencia.

Es cierto que la mayoría de esos países no tiene un gran nivel, pero precisamente se pueden ver beneficiados por la ausencia de las grandes estrellas que abarrotan las plantillas de las mejores selecciones. Esto hará que se produzcan sorpresas y supondrá todo un desafío para las casas de apuestas, por lo que puede ser una buena oportunidad para aprovechar los diversos bonos que ofrece Oddschecker y minimizar los riesgos.

Europa ya ha iniciado su criba

De las cuatro grandes zonas FIBA, la europea es la que aportará el mayor número de selecciones para el Mundial 2019, con un total de 12 vacantes. Su proceso clasificatorio cuenta con tres diferentes estadios. El primero de ellos es el de la ronda preclasificatoria que tuvo lugar entre el 2 y el 19 del pasado agosto, en la que compitieron aquellos países que no llegaron a disputar el Eurobasket 2017.

Esas 13 selecciones se repartieron en cuatro grupos de tres países cada uno, excepto el Grupo A, que estuvo compuesto por cuatro. Los dos primeros países de cada grupo accedieron a la siguiente ronda clasificatoria, mientras que el resto se ha quedado ya sin opciones de ir al Mundial y este mes iniciará la primera ronda de la preclasificación del Eurobasket 2021.

Del Grupo A se han metido en la siguiente ronda la Suecia de Marcus Eriksson (alero del Herbalife Gran Canaria) y de Ludvig Hakanson (base del Estudiantes) y la Bosnia de Sani Campara (base del Palencia) y de Kenan Karahodzic (ala-pívot del Oviedo), dos selecciones que nunca han disputado un Mundial.

Holanda y Austria han superado el corte del Grupo B. La única presencia de la selección holandesa en una Copa del Mundo se produjo en 1986, mientras que la selección austriaca todavía está a la espera de disputar un Mundial. La Estonia de Kregor Hermet (pívot del Força Lleida) y Kosovo, otras dos selecciones que nunca han disputado de manera independiente un Mundial, ocuparon los dos primeros puestos del Grupo C; mientras que la Bulgaria de Aleksander Vezenkov (ala-pívot del Barcelona) y Bielorrusia han solventado con éxito el Grupo D.

En cambio, ya se han quedado fuera Armenia (donde juega el pívot del Herbalife, Luke Fisher), Eslovaquia, Albania, Macedonia (semifinalista del Eurobasket 2011 y donde actualmente juega Nenad Dimitrijevic, base del Joventut) y Portugal.

Importantes ausencias en la primera ronda europea

Los ocho países que han superado esta ronda preclasificatoria pasan ahora a la primera ronda clasificatoria de Europa, donde se encuentran los 24 países que disputaron el pasado Eurobasket. Dicha ronda, que se disputará entre el próximo 23 de noviembre y el 2 de julio de 2018, consta de ocho grupos formados por cuatro países cada uno. Los que acaben en los tres primeros puestos de cada grupo accederán a la segunda y última ronda clasificatoria, mientras que los colistas acudirán a la segunda ronda de la preclasificación del Eurobasket 2021.

España formará parte del Grupo A, en el que también se encuentran Montenegro, Eslovenia y Bielorrusia. Para los dos primeros partidos, Sergio Scariolo ha prescindido de los jugadores que militan en equipos de la NBA, pero en su lista inicial de 24 hombres aparecen 11 jugadores que forman parte de equipos de la Euroliga.

No obstante, los rivales de la selección española también se verán mermados por importantes ausencias. Para empezar, Montenegro, primer rival de los de Scariolo con un duelo en Podgorica, no podrá contar con Nikola Vucevic, pívot de los Orlando Magic, así como con hombres de la talla de Bojan Dubljevi (pívot del Valencia), Tyrese Rice (base del Barça), Dino Radonzic (alero del Real Madrid) o Marko Todorovic (ala-pívot del Khimki Moscú).

El 26 de noviembre España se topará en Burgos con la selección eslovena, reciente campeona de Europa, pero que también deberá prescindir de sus grandes nombres: su capitán, Goran Dragic, milita en los Miami Heat, mientras que Luka Doncic y Anthony Randolph son figuras clave del Madrid y Aleksej Nikolic es base de Brose Bamberg.

Otra de las selecciones que va a resultar irreconocible durante el proceso clasificatorio será la de Francia, cuya plantilla está plagada de jugadores de la NBA: Tony Parker (base de los San Antonio Spurs), Joakim Noah (pívot de los New York Knicks), Nicolas Batum (ala-pívot de los Charlotte Hornets), Ian Mahinmi (pívot de los Washington Wizards), Alexis Ajinça (pívot de los New Orleans Pelicans), Evan Fournier (escolta de los Magic), Rudy Gobert (pívot de los Utah Jazz) o Joffrey Lauvergne (ala-pívot de los Spurs).

Por si fuera poco, Kévin Seraphin, Thomas Heurtel, Nando de Colo, Antoine Diot, Vincent Poirier y Léo Wetermann juegan en la Euroliga. Sin embargo, Vincent Collet podría contar con el veterano ala-pívot Boris Diaw, quien capitaneó a Francia en la reciente Eurocopa, ya que en septiembre dejó los Jazz para fichar por el Levallois Metropolitans.

Estados Unidos tirará de la G League

La relación de la NBA con la Copa del Mundo o los Juegos Olímpicos nunca ha sido fácil. Las franquicias siempre han presionado para que sus estrellas no se vean tentados de jugar los torneos internacionales y evitar no solo posibles lesiones, sino un desgaste que puede pasar factura en una temporada tan cargada de partidos como es la de la NBA.

Si a eso se le añade que ahora hay que pasar por un proceso clasificatorio, la cosa está clara: la selección de Estados Unidos no contará con ningún integrante de la NBA. De hecho, ni siquiera Gregg Popovich, recién nombrado seleccionador para tomar el testigo de Mike Krzyzewski, se pondrá al frente de la selección durante la fase clasificatoria y ese puesto lo desempeñará Jeff Van Gundy, ex técnico de los Knicks y de los Houston Rockets.

Ya se conoce el equipo de 12 jugadores que formará Van Gundy, con 11 de la G League y un agente libre (Semaj Christon). Los elegidos de la G League son Donald Sloan (Texas Legends) Xavier Munford (Wisconsin Herd), Markel Brown (Oklahoma City Blue), Larry Drew (Sioux Falls Skyforce), Reggie Hearn (Reno Bighorns), Jameel Warney (Texas Legends), Jarell Eddiee (Windy City Bulls), Elijah Millsap (Iowa Wolves), Travis Wear (South Bay Lakers), Kennedy Meeks (Raptors 905) y Amile Jefferson (Iowa Wolves). Además, la prensa americana asegura que ni siquiera estarán convocados aquellos jugadores de la G League que tengan contratos ‘two-way’ con equipos de la NBA, aunque en estos momentos no estén jugando en las franquicias de la principal liga americana.

La selección estadounidense formará parte del Grupo C de la primera ronda clasificatoria de América, junto con Cuba, México y Puerto Rico. Esta primera ronda consta de cuatro grupos y los tres primeros países de cada grupo accederán a la segunda ronda. Los 12 países que pasen a dicha ronda estarán divididos en dos grupos y los tres primeros de cada grupo se clasificarán directamente para el Mundial 2019, así como el mejor de entre los dos que acaben en la cuarta posición.

China también participará en el proceso clasificatorio

A pesar de que la selección china ya tiene su presencia asegurada en el Mundial por ser la anfitriona, no solo participará en el proceso clasificatorio de Asia y Oceanía, sino que lo hará desde la primera ronda. China formará parte del Grupo A en el que también están Nueva Zelanda, Corea del Sur y Hong Kong, por lo que los cuatro integrantes de dicho grupo accederían a la segunda ronda si los chinos acaban en el último puesto, aunque esa opción está prácticamente descartada por el bajo nivel de sus rivales.

La segunda ronda de la clasificación asiática y oceánica será igual que la de América, con dos grupos de los que pasan al Mundial los tres primeros y el mejor cuarto. En cambio, en la fase clasificatoria de África solo pasan los dos primeros de cada grupo y el mejor tercero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.